En tierras de los Medici: Artimino.

Queridos enamorados de Italia,

Hoy visitamos Artimino, a media hora de Florencia y su espectacular Villa Ferdinanda.

 

Artimino es un pueblo situado en el municipio de Carmignano (provincia de Prato).

 

Villa Medicea de Artimino ( Villa Ferdinanda), Toscana

 

Artimino un pueblo medieval amurallado situado en la cima de una colina del Montalbano, conocido por sus numerosos testimonios arqueológicos, históricos y artísticos, pero sobre todo por la presencia de ésta villa, siendo una de las propiedades de la familia Medici más importantes que se encuentran en la Toscana.

 

La Villa Medicea de Artimino se la conoce también como Villa La Ferdinanda o Villa dei cento camini (Villa de las cien chimeneas). Se encuentra en una colina frente al pequeño pueblo medieval de Artimino.

 

panorama de Artimino desde la escalinata de la villa La Ferdinanda ( Toscana)

Hoy es sede de congresos, bodas, recepciones y otros eventos especiales.

Este hermoso lugar, dice la leyenda, fue elegido por el Granduca Fernando I de ’Medici durante una cacería. Hizo la casa proyectada por el arquitecto Bernardo Buontalenti.

 

La villa fue construida en solo 4 años, entre 1596 y 1600, pero el Granduca y sus herederos no la frecuentaron mucho. Sólo Cosme III de Médici lo llevó a su esplendor original.

 

escalinata de entrada a la Villa Medicea de Artimino ( Toscana)

 

El edificio tiene un diseño rectangular y su fachada presenta bastiones angulares que sugieren la forma de una fortaleza, pero el aspecto militar desaparece gracias a la logia espaciosa, apoyada por cuatro columnas.

 

detalle de los frescos de la logia de entrada de Villa la Ferdinanda ( Artimino, Toscana)

 

La característica principal de La Ferdinanda es la vista de muchas chimeneas, por eso también se la llama «Villa dei Cento Camini» («Villa de las cien chimeneas»). Incluso si son menos que ese número, hay una chimenea en cada habitación, todas diferentes entre sí. Fernando I, de hecho, durante la construcción, ordenó que cada habitación tuviera un moderno sistema de calefacción propio para evitar el frío de la temporada de caza invernal.

 

detalle de las chimeneas de la Villa de los Médici en Artimino ( Toscana)

 

 

Actualmente la Villa forma parte de la Tenuta di Artimino, de propiedad privada y perteneciente a la familia Olmo desde el 1989. La Tenuta produce vino y aceite desde el siglo XVIII. La propiedad tiene 700 hectáreas y la villa es Patrimonio de la Unesco.

 

A pocos pasos de la Villa se encuentra el Hotel Paggeria Medicea (de 4 estrellas) y el restaurante Biagio Pignatta, que propone una cocina de alto nivel.

 

En la siguiente foto podéis ver el hotel a la derecha ( justo delante de la Villa) y la avenida con pinos que llevan a Artimino, a la izquierda. Se puede ir tranquilamente a pie.

 

detalle del hotel La Paggeria en Artimino ( Toscana)

 

La distancia desde la Villa hasta el pueblo de Artimino vale la pena recorrerla dando un agradable paseo. Esta preciosa diminuta localidad medieval ofrece tiendas tipicas con encanto y el museo dedicado a la civilización etrusca.

 

puerta de acceso en la muralla de Artimino ( Toscana)

 

Subiendo por la carretera que os llevara a Artimino, veréis a vuestra derecha la Pieve di Santa Maria y San Leonardo. Deteneros a fotografiar esta iglesia parroquial, documentada desde el 998. El edificio es uno de los ejemplos más completos y sorprendentes de la arquitectura románica lombarda del siglo XI en la Toscana.

 

atardecer en la Pieve di Santa Maria e San Leonardo, Artimino ( Toscana)

Seguramente Artimino es uno de los lugares más tranquilos para pasar unos dias, vacaciones o estancia en absoluto relax. Gracias a su posicion estratégica, se puede llegar fácilmente y en poco tiempo a las localidades turísticas por excelencia de la Toscana.

 

No dudéis en visitar el sitio web de la Tenuta Artimino para reservar el hotel, una visita la villa, una cena en el restaurante, una clase de cocina o una degustación de vinos, entre una de las muchas experiencias que os esperan en este precioso e histórico lugar.

 

sala para degustaciones, en las bodegas de Villa Ferdinanda, Artimino ( Toscana)

 

Espero que este itinerario os guste. Personalmente ya os digo que vale mucho la pena.

 

Feliz estancia en Artimino.

 

Hasta el siguiente artículo.

 

Un saludo.

 

Gemma Grau Solé

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *